España consiguió este domingo vencer a Puerto Rico (78-53) en un triunfo que la coloca líder de grupo con dos victorias en dos jornadas. Comenzó el partido con el combinado puertoriqueño intentando no dejar la mala sensación que puso ayer sobre el parqué, al menos en los dos primeros cuartos. De hecho, comenzaron mandando en el marcador con un parcial de 3-13, lo que obligó a Mondelo a pedir su primer tiempo muerto del partido con apenas dos minutos de partido disputado (0-4). Gerardo Batista movía su banquillo mientras el seleccionador español metía también jugadoras de refuerzo para intentar levantar la situación. Queralt Casas, recién incorporada, levantó la grada con una entrada a canasta que podría ser el inicio de la remontada española. A falta de 3:17 la rotación nacional ya era completamente distinta a la inicial, pero faltaba mejorar el tiro exterior (cero aciertos de ocho intentos en los primeros 10 minutos). La precipitación en algunas ocasiones y la falta de acierto en otras, dejó el marcador al primer cuarto con 8-15 para las latinoamericanas.

El segundo cuarto debía comenzar siendo revulsivo para las españolas, pero el combnado de Mondelo seguía encontrándose con los mismos problemas que tras el primer cuarto. Anna Cruz arrancó los aplausos tras una buena canasta y Marta Xargay provocaba el primer tiempo muerto solicitado por Gerardo Batista (14-19, a falta de 6:35 para el descanso). Dos faltas en ataque consecutivas contra España provocaron los pitos del público, pero el cuadro de Mondelo seguía sin encontrar opciones, hasta que Laia Palau hizo explotar el Santiago Martín con un triple de siete metros que, sumado a otra canasta consecutiva, dejaba de nuevo el partido franco para intentar ponerse por delante en el electrónico (21-23). Laura Nicholls empató el partido y Anna Cruz forzó un 2+1 que ponía la primera ventaja del partido para España (26-23), antes de que Puerto Rico maquillara el marcador al final de los primeros 20 minutos (26-25)

La segunda mitad comenzó como quería Mondelo: mandando en el marcador. Parcial de 8-0 (34-25) y empezar a ajustar lo que en la primera parte no había salido del todo bien. Ahora era Puerto Rico la que no encontraba la fórmula para atajar el juego español. Seguía el desacierto en el tiro exterior, pero las españolas sí dominaban ahora el resto del juego. Gerardo Batista renovó todo su quinteto en cancha pero España seguía haciendo daño, sobre todo en el interior. Astou Ndour estaba siendo, sin duda, la referencia de su equipo, anotando incluso desde la línea de tiros libres, sacando situaciones de 2+1 e incordiando mucho a la defensa rival. Las jugadoras de Mondelo supieron mantener bien las distancias y se fueron hasta los 13 puntos de diferencia al final del tercer cuarto (48-35). La diferencia parecía insalvable.

El último periodo lo arrancó un triple de Silvia Domínguez que enloqueció al Santiago Martín (51-35). Era el preludio de lo que sería el choque hasta el final. Un partido donde Puerto Rico intentó que el marcador no fuera muy largo para las españolas, que comenzaron a rotar mucho su banquillo de cara a no desgastar a sus jugadoras. Final sin sobresaltos y estallido de júbilo en un Santiago Martín que rozó el lleno para vibrar con la segunda victoria de España (78-53). Este lunes, día de descanso, antes de una tercera jornada que va a decidir los cruces en las eliminatorias de cuartos de final. Sin duda, un refuerzo de cara a conseguir la primera plaza del grupo que te asegura el acceso a Cuartos de Final.

En el resto de la jornada, Estados Unidos no dio opción a la sorpresa tras vencer 88-100 a China. También por la mañana, Australia venció a Argentina (43-84), Canadá superó a Corea del Sur (82-63) y Francia ganó a Grecia (75-71). En los partidos más ajustados del día, Senegal se impuso a Letonia (70-69), mientras que, en el grupo de España, Japón sufrió para vencer a Bélgica (75-77).