Bea Sánchez es una habitual de la selección femenina absoluta, esta pívot roteña sabe muy bien lo que es disputar citas internacionales, el pasado año obtuvo el oro en el Eurobasket y está en la lista de preseleccionadas de Lucas Mondelo.

 

A tus 28 años has disputado mucho baloncesto profesional, ¿crees que en España se está viviendo un cambio en la concepción del deporte profesional femenino?

Sí, en los últimos años hemos vivido un cambio que se nota tanto en las selecciones como en la Liga Día. Se nota que la FEB está trabajando en iniciativas como el Open Day y muchas otras que nos impulsan y nos dan visibilidad. El baloncesto femenino está creciendo pero aún estamos lejos del deporte masculino.

El trabajo físico se ha convertido en parte del verano de las actuales jugadoras, Instagram y Twitter dan fe de que el trabajo no acaba con el final de temporada. ¿Crees que incorporar un cuidado extra en la parte física ha hecho evolucionar al baloncesto español?

Yo creo que el trabajo físico que es muy importante, estamos en competición prácticamente todo el año, la preparación física es parte de nuestra vida. Somos conscientes de que para evitar lesiones y llegar a punto para citas internacionales o el arranque de temporada debemos prepararnos físicamente. Yo la verdad, es que no lo vivo como un sacrificio sino como otra forma más para mejorar. Para mí es como ir a entrenar, lo hago con ganas.

 

Las personas cercanas a la selección dicen que una de las claves del juego es la generosidad, siempre hay un pase más, el egoísmo se deja de lado y se pone el equipo en primer lugar ¿tú lo ves así?

Desde mi experiencia, te puedo decir que el grupo está muy unido y es muy generoso, transmitimos en la pista lo que somos fuera. somos un equipo generoso y de trabajo en grupo.

 

Has sido distinguida como mejor deportista de Andalucía, ¿eres profeta en tu tierra? ¿te paran por la calle? ¿te reconocen? ¿y en Ferrol?

Bueno, alguna que otra persona me reconoce pero no me paran para hacerse selfies ni nada de eso. En mi tierra me conocen bastante pero no como para que me pare mucha gente por la calle para sacarse fotos conmigo. En Ferrol sí noté que tras mi última etapa en la máxima categoría y con mi participación en el Europeo, me paraban más por la calle para felicitarme. Pero, es que en Ferrol al entrenar a equipos pequeños conocía a muchos niños y niñas.

 

¿Creciste con alguna jugadora como referente? ¿seguías a la selección femenina? ¿cómo te acercabas al baloncesto femenino de élite?

No me gusta focalizar en una única jugadora, me fijaba en varias y veía qué cosas imitar, claro que hay referentes como Valdemoro o Montañana, pero no me fijaba solo en alguien.

Sí que seguía a la selección, sin embargo, como empecé a jugar muy tarde, en categoría cadete, no me dio tiempo a seguir equipos de mi zona que jugasen en la máxima categoría.

Empecé en cadete y a los cuatro años, ya estaba saliendo para Tenerife a jugar en LF2.

 

¿Con qué soñabas cuando eras una jugadora de categorías inferiores?

Yo siempre lo digo, me pasó todo muy de golpe, casi no me daba tiempo a soñarlo y ya me estaba pasando. No estaba pensando más allá y las cosas se hacían realidad.

 

¿Con qué sueñas ahora como profesional?

Como se suele decir, soñar es gratis y me encantaría alcanzar varias cosas, por ejemplo: me encantaría lograr algo importante en esta Copa del Mundo, disputar unos Juegos Olímpicos y ganar una Liga o una Copa de la Reina.

 

¿Cómo vives cada convocatoria con la selección española? ¿Es cierto que hay cierta magia, que el baloncesto se vive diferente en el combinado nacional?

Sí, es verdad. Yo el año pasado pensaba que al llegar a la selección iba a ser algo diferente y lo fue de una forma muy positiva, hay muy buen ambiente, todo fluye. Cada concentración es ilusión para todas nosotras, lo vivimos con muchas ganas y este año hay un extra de ganas porque jugaremos una Copa del Mundo en casa, algo que no ha pasado nunca.

Estuviste en Tenerife durante dos temporadas, jugando en Liga Femenina 2, ¿qué recuerdas del baloncesto en Canarias? ¿sentías que había seguimiento del baloncesto femenino en las islas?

Sí que recuerdo bastante buen ambiente,  aunque no tenía muchas referencias para comparar porque no había vivido experiencias previas en baloncesto profesional, sí que notaba que mucha gente iba al pabellón a animarnos. De esa época tengo muy buenos recuerdos, incluso recuerdo ir a ver un partido de los chicos a la Hamburguesa.

 

En septiembre se celebra en Tenerife una de las grandes citas del baloncesto internacional, la Copa del Mundo de Baloncesto Femenino, esperamos verte en la pista luchando por el oro, pero ¿crees que además de un evento deportivo esta Copa del Mundo puede convertirse en algo más?

Yo creo que un evento de ese tipo en España o en Tenerife puede ser más que deporte y más siendo basket femenino. Es una oportunidad para que la gente además de venir a animarnos, venga a disfrutar de la isla. A mí me gustó mucho Tenerife.

 

Tú que conoces la isla, ¿por qué crees que deben venir en septiembre?

Yo fui a Siam Park, al Loro Parque, a Las Teresitas y visité el sur. Pero las recomendaciones especiales de sitios, se lo dejo a las canarias que ellas conocen mejor las islas.

 

Muchas niñas y niños estarán en las gradas disfrutando del mejor baloncesto femenino, a quienes sueñan con convertirse en profesionales, ¿qué les dirías?

Pues, les recomiendo sobre todo que tengan ilusión y ganas de trabajar, que disfruten y se diviertan con este deporte que nos encanta que es el baloncesto.

 

 

Fotografías FEB