Gloria Estopa, entrenadora de Femení Sant Adría, equipo que disputará la Liga Día la próxima temporada 2018 – 2019 y exjugadora de Liga Femenina 2, nos dedica unas palabras sobre su visión del baloncesto femenino y la Copa del Mundo que se celebrará en septiembre en Tenerife.

Gloria Estopa, eres entrenadora de un club que vive el baloncesto en femenino y que este año ha cosechado éxitos en categorías de base. Vienes de ser exjugadora y te has pasado a los banquillos, ¿tenías claro que querías ser entrenadora?

Yo creo que sí. Empecé joven a ser entrenadora ayudante, he estado vinculada a equipos minis de niños y niñas, luego a equipos de edades más maduras. Creo que de forma natural decidí que también quería ser entrenadora.

 

¿Vives la dirección de equipo desde una óptica muy técnica, una combinación con lo emocional? ¿Cual es tu estilo como entrenadora?

Hoy en día, hay muchas posibilidades de formación, desde clínics hasta cursos y eso nos facilita adquirir formación técnica y eso está muy bien, pero creo que hay que enfocarlo como un todo, no sólo hay un aspecto importante. Es una evidencia que la gestión de grupo es importante, cada vez avanzamos más en esto. Para mí es fundamental acercarte a los jugadores y a las jugadoras, mantenerlos con la máxima motivación y confiando en ti.

 

Viviste hasta 2014 el baloncesto desde la óptica de jugadora, ¿crees que el panorama ha cambiado en 2018, que hemos avanzado?

Yo creo que sí que hemos avanzado en estos 4 años en las ligas FEB, los clubes han hecho apuestas a nivel económico, han invertido en capital humano, potenciando jugadoras de la casa y completando con buenos fichajes extranjeros. Yo creo que estamos avanzando.

 

Tu figura, la de la mujer entrenadora es aún extraña en las competiciones de máximo nivel en España. ¿Por qué crees que se produce esto?

Yo me incorporo a la Liga Día como la tercera entrenadora de esta competición, este número reducido es el resultado de la suma de varias cosas. Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay más licencias de entrenadores chicos que de entrenadoras chicas, esto supone que por estadística sea más probable que encontremos entrenadores masculinos. Por otra parte, creo que los clubes tienen que ser valientes y apostar por sus entrenadoras, animar a esas figuras de entrenadoras de la base a evolucionar y poder optar a equipos de mayor categoría. También me pregunto si la mujer entrenadora se pone límites, no sé cuál es su planteamiento, no sé qué tipo de entrenadoras quieren ser.

Cómo jugadora seguro que tuviste referentes femeninos en los que fijarte, ¿tienes referentes femeninos en los banquillos?

Siempre digo que mis principales referentes son los entrenadores que he tenido como jugadora, en Liga Femenina 2 tuve muy buenos entrenadores y también en la base. Yo intento fijarme en mis ayudantes con el cadete, también con mis compañeros del senior y ahora también con todos los entrenadores oponentes de la liga que tienen mucha calidad. Por supuesto, Azu y Madelen son entrenadoras de las que aprender.

 

La Copa del Mundo es entendida por muchas personas como una oportunidad, ¿lo ves así?

Que la Copa del Mundo de Baloncesto Femenino se celebre en Canarias es increíble, es algo muy bonito, es un genial poder disfrutar de algo así tanto para los aficionados, como para entrenadores y jugadores. Hay muchos actos que se están llevando a cabo para el impulso de la Copa del Mundo, es una oportunidad para ver el mejor baloncesto femenino.

 

¿Por qué recomendarías hacer seguimiento del baloncesto femenino profesional la próxima temporada?

En España tenemos muy buen baloncesto, el ejemplo está en las selecciones, tanto la masculina como la femenina. Pero la selección femenina tiene una generación muy talentosa, con muchos retos por delante y capaz de cosechar muchos éxitos, y además practican un juego de valores para la vida. Todas las jugadoras participan, todas se sienten importantes, es un juego amable, compartido. A mí me engancha ese baloncesto, hay que fijarse en como las unas celebran los puntos o las acciones de las otras.

 

¿Algún consejo para las entrenadoras de base que aspiran ha llegar a las grandes ligas?

Si tienen ganas y sienten pasión que no se dejen poner límites, que lleguen hasta donde quieran llegar. 

 

Por último, ¿quieres añadir algo más?

Ayer estuve en el II Clínic para entrenadoras y entrenadores y quería agradecer el trato recibido a la Federación Canaria, desde el primer momento me sentí como en casa. Fue una buena experiencia compartir la tarde con ese grupo de entrenadores y entrenadoras.