Esta mallorquina nacida en 1989 ha sido escogida dos veces Mejor Jugadora de Europa por la FIBA, por primera vez en 2011 y
posteriormente en 2014. Su altura (1,90m) se combina con una gran plasticidad y capacidad ofensiva para dar como resultado una de las jugadoras más talentosas que ha vestido la camiseta de España. En cada competición deja detalles de calidad.